Connect with us

Comunales

Columna: Impacto antrópico y consumismo alimentario

Publicado

el

Se entiende como Impacto Antrópico al impacto producido en el ambiente debido a las actividades propias de la actuación del hombre. La problemática ambiental presenta dentro de sus múltiples facetas dos aristas importantes: el manejo irracional de los recursos naturales y un manejo inadecuado de los residuos generados por los diferentes procesos antrópicos1.

Debido a los acontecimientos medioambientales ocurridos recientemente, es que se hace necesario poner aún más el tema en boga, porque no basta con ser partícipe de la difusión de información en redes sociales pues se necesita que la población comience a actuar en pro del cuidado del planeta. Muchos se escudan bajo el pretexto de “Una basura más, una basura menos”, “no saco nada con hacer algo si los otros no lo hacen” o “de algo hay que morirse” sin pensar en la consecuencia que tiene cada acto, considerando que, según Greenpeace Chile, Chile es el país sudamericano que más basura genera con cerca de 456 kilogramos per cápita. De esta manera, cada chileno produce 1,25 kilógramos de basura al día, lo que representa más de 21.000 toneladas a nivel nacional2.

Múltiples medidas se han ido tomando desde hace unos años a fin de minimizar este impacto antrópico, una de ellas es la eliminación de bolsas plásticas del comercio, ya que en el año 2017 se estimó que 2.100 toneladas de bolsas eran utilizadas en un mes y que entre el 60-80% de estas terminaba en el mar. Actualmente somos testigos de la reducción de estas en supermercados y retail, pero el problema no acaba ahí, pues el consumismo alimentario en el que estamos inmersos continúa utilizando un sinfín de plásticos para nuestra alimentación. Recorra un supermercado y vea la cantidad de este; fruta sin cáscara en vaso plástico, comida lista para el consumo en envase de plumavit y verduras en papel film son algunas ¿Y esto por qué? Porque la industria busca facilitarnos la vida y nosotros somos peces fáciles de pescar, porque es verdad, comprar una bolsa de verduras picadas listas para cocinar nos ahorra mucho tiempo a nosotros… pero ¿Y al planeta?

Nuestro peor error es usar indiscriminadamente un material tan duradero para objetos desechables. El plástico es un material que el planeta no puede digerir, este tarda cientos de años en descomponerse, hasta 1.000 años según el tipo de plástico. Por ejemplo, en verano 500 cc de agua que trae una botella plástica nos dura menos de 1 hora, pero esta tarda unos 500 años en descomponerse, si lo llevamos a cifras mundiales las consecuencias son catastróficas3.

Otro punto importante de abordar es sobre las Pérdidas y Desperdicios de Alimentos (PDA). Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), se estima que América Latina pierde o desperdicia hasta 127 millones de toneladas de alimentos al año, siendo más prevalente en frutas y verduras (55%), raíces y tubérculos (40%) y pescados y mariscos (33%). En Chile se estimó un desperdicio promedio de 63,3 kg de pan por familia al año y un 53% del total de merluza capturada. La relevancia de las PDA radica en el gasto y/o recursos utilizados para la producción sobre todo de energía y agua, lo que con lleva también a un desgaste del suelo en el que se cultivan miles de frutas y hortalizas. Para el año 2007, el total de alimentos desaprovechados a nivel mundial habría supuesto, mediante su producción agrícola, una huella hídrica cercana a los 250 km, equivalente a la recarga anual del Acuífero Guaraní4, una de las mayores reservas de agua dulce del mundo.

Con los antecedentes expuestos anteriormente sumado a los desastres naturales que vemos a diario, es momento de empoderar nuestra consciencia ecológica y trabajar para minimizar el cambio climático, sobre todo por el periodo de sequía en el que se encuentra la región. Podemos comenzar por evitar productos listos para el consumo, picar frutas y verduras en casa y almacenarlas en el congelador, comprar lo justo y necesario para generar menor desperdicio, separar la basura para que sea reciclada, portar una botella de agua reutilizable y/o un vaso térmico, olvidarnos de las bombillas plásticas, de las bolsas de nylon y especialmente, olvidarnos de los productos desechables.

Seguir leyendo
Comentar

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público.

OPRCoquimbo
NubeCenter

Facebook

tarifas servel

Lo más leído