Connect with us

Comunales

La afición infantil que se transformó en emprendimiento en La Serena

Publicado

el

Desde niño le atrajeron los videojuegos. Por eso cuando Juan Francisco Caquilpan decidió iniciar un emprendimiento con su amigo Daniel Julio no lo dudó. Y juntos dieron vida a Game Center Pro, un negocio que ofrece un “juego sin límites” porque no se trata solo de vender un programa sino de ofrecer una experiencia inmersiva en diversión digital.

Con sillas, teclados, audífonos, mouses especiales y conexiones a Internet de buena calidad, su propuesta era convertirse en un centro de entrenamiento “gamer” para niños, jóvenes y no tan jóvenes.

Sin embargo, la pandemia los obligó a cerrar las puertas de su local —ubicado en la comuna de La Serena— el 19 de marzo de 2020 y tuvieron que reinventarse ampliando su oferta. Y para ello fue fundamental ganar la tercera versión de Impulso Chileno.

Con $5 millones, seis meses de clases impartidas por la Escuela de Administración de la Universidad Católica y mentorías de la Corporación Simón de Cirene, comenzaron a abrirse nuevamente camino con la venta de productos computacionales que, a causa del Covid-19, se convirtieron en artículos de primera necesidad en los hogares producto del teletrabajo y las clases a distancia de los estudiantes.

Así fue como al poco tiempo, y tras cumplir con los protocolos sanitarios, abrieron un ciber-café para que los jóvenes usaran los computadores y pudiera ir a estudiar. Además de ofrecer servicio de ventas a domicilio, asesoría y servicio técnico computacional para aquellos clientes que buscan armar su propio equipo computacional en forma más económica.

“Fue una época muy difícil para nuestro emprendimiento, estábamos en plena pandemia y el local estuvo cerrado varios meses”, recuerda Caquilpan, quien destaca que el haber ganado Impulso Chileno representó para ellos “una ayuda anímica muy importante porque estábamos bastante bajoneados con lo que era la pandemia, por estar cerrados, y el haber mermar nuestras ventas”.

Con el premio de la Fundación Luksic aumentaron sus medidas de seguridad sanitaria, compraron una vitrina grande para exhibir los productos —entre las que se incluyen webcams, monitores, discos duros, tarjetas madre, Tarjetas de video— y renovaron la imagen completa de la tienda.

Después de la experiencia, Caquilpan asegura que “las clases y las mentorías fueron lo más importante para mí. Me ayudó a ordenarme un montón. Pasamos de lo que era papel para tener todo digital: desde la boleta hasta el inventario y página web, cosas que nos ayudaron a ir creciendo y haciendo de nuestro negocio algo más moderno y estable. Y más fácil de controlar”.

Por ello, aconseja a quienes ganen la nueva versión del concurso que “aprovechen las oportunidades, que conversen con sus mentores, que les expliquen sus dudas. Además, vayan preparados a las clases, pongan mucha atención, porque de verdad que ayuda mucho, independiente del área -sea tecnología, comida, hotelería u otro tipo de actividad- es una retroalimentación importante” plantea.

Asimismo, valora el poder interactuar con otros emprendedores a quienes “le han pasado las mismas cosas que a ti”.

 “Así que aprovechen no solamente el dinero. Vayan a las clases porque allí pueden ir aprendiendo en qué realmente pueden invertir ese dinero para que después no se arrepientan por haberlo gastado en algo que no era necesario. Estoy muy agradecido de eso, fue una experiencia súper bonita para mí y espero que puedan seguir ayudando a muchos emprendedores”, concluye Caquilpan.

La IV versión de Impulso Chileno tendrá 200 ganadores, que se darán a conocer en enero 2022 y recibirán entre 3 y 5 millones de pesos, además de acompañamiento académico por parte de clases dictadas a través de la Escuela de Administración UC y mentorías personalizadas a cargo de la Corporación Simón de Cirene.

Seguir leyendo
Comentar

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público.

OPRCoquimbo
NubeCenter

Facebook

tarifas servel

Lo más leído