Connect with us

Comunales

Con los conceptos tecnológicos Big Data y Smart City buscan disminuir congestión en La Serena y Coquimbo 

Publicado

el

Las restricciones producto de la pandemia y el aumento del teletrabajo, fueron algunos de los factores que, de forma secundaria, provocaron que la población dejara de lado sus vehículos para desplazarse y disminuyera de forma considerable el tránsito por las principales calles de la conurbación. Hoy, con la vuelta a la normalidad, todo ese escenario de tranquilidad vehicular se vio modificada generando grandes congestiones.

Tramos que antes podían demorar 20 minutos en llegar de un punto a otro, hoy y en horarios críticos puede aumentar a casi 40 minutos o 1 hora dependiendo de la zona urbana. De acuerdo a las cifras entregadas por la Dirección de Tránsito de la Municipalidad de La Serena, el parque automotriz de la ciudad alcanza alrededor de 90.000 vehículos, contemplado entre particulares, transporte de pasajeros y transporte de carga. 

Ante este escenario, han sido diversas las propuestas que se han generado para poder solucionar este problema y así transformar la vialidad de la conurbación en un mejor ambiente.

Un territorio inteligente

Cuando los expertos hablan de una “Smart City”, se refieren a generar una serie de metodologías con el objetivo de tomar buenas decisiones que permitan mejorar la calidad de vida a través del uso de herramientas digitales. Gracias a esto, muchas ciudades alrededor del mundo han comenzado a solucionar sus problemas y así seguir creciendo de manera eficiente. Sin embargo, este trabajo sería más difícil si no se contara con hardware y softwares especializados para el manejo de una “Big Data” o grandes volúmenes de datos que aportan información necesaria para la toma de decisiones.

Frente a este tema, la Universidad de La Serena, en el contexto de diversos proyectos institucionales, como Ingeniería 2030, FIC-Regionales, Big Data ULS: Transformación digital de la Región de Coquimbo, ha trabajado durante los últimos 3 años para contribuir con acciones que permitan llevar a la conurbación hacia la creación de una ciudad inteligente. En el caso específico de la congestión vehicular, Rodrigo Olivares, Director del Laboratorio de Investigación en Inteligencia Territorial (LIIT) de la Institución, señala que “una ciudad que era relativamente pequeña, aislada de Coquimbo, hoy se transforma casi en una sola ciudad, donde las personas se mueven entre ambos lugares, sumándole también la alta circulación a los valles todos los días y el aumento en el parque automotriz. Si tú juntas todos estos factores, es poco probable que, con las vías que tenemos, podamos evitar los problemas de congestión que se arman durante el día”.

Por su parte, César Espíndola, Director Ejecutivo del Proyecto Big Data ULS, mencionó que actualmente están recabando datos desde el área pública y privada, que permita caracterizar el problema, las causas y condiciones que lo originan y así determinar posibles soluciones, como se ha hecho en otros países. “Hay mucha información que se requiere al momento de realizar una planificación territorial y en este sentido, el Big Data ha sido importante. En lugares como Barcelona, Nueva York y Londres, hay mucha información que está al servicio de los tomadores de decisiones y de la sociedad en general al momento de llevar a cabo un plan de acción. Lo que uno debiera esperar, es que la mayor parte de las personas encargadas de tomar estas decisiones tengan acceso a esta información de forma oportuna porque esta es una problemática que se resuelve multi e interdisciplinariamente”, señaló Espíndola.

En este sentido, Rodrigo Olivares, manifestó que “lo que hacen las ciudades inteligentes, por ejemplo, con la utilización de software, es realizar simulaciones. Entonces, antes de poner a andar los autos en las calles, lo que hacen estos sistemas es recrear situaciones y ver los diferentes casos que ocurrirían con diferentes factores”.

Conexión entre rieles

Si bien algunas autoridades han señalado la posibilidad de la creación de un tranvía para solucionar el problema de la congestión vehicular, ambos expertos recalcan que, en caso de aplicarse, se debe desarrollar un análisis exhaustivo para evitar un posible fracaso.

Las grandes metrópolis del mundo cuentan con un sistema que les permiten incrementar la inteligencia en sus decisiones, ya sea con sistema de control de tránsito; el manejo de información de diferentes ámbitos, como el crecimiento del parque automotriz, el desarrollo inmobiliario, la rehabilitación de los espacios de la ciudad, el uso del transporte público y la regulación de su parque entre muchos otros, es decir, no solo tiene que ver con los lugares y horarios de congestión o con el número de accidentes con el número de accidentes, sino que también tiene que ver con el número de vehículos que circulan, el incentivo al uso de ciclovías y con las expansiones que se hacen a la infraestructura vial. Por lo tanto, esto implica una planificación territorial y para esto, se requieren de otros antecedentes, como, por ejemplo, donde poner una nueva vía y saber qué es lo que voy a sacrificar para mejorar las calles y también el desplazamiento de la ciudadanía”, expresó el Director Ejecutivo del proyecto Big Data.

En esa misma línea, Rodrigo Olivares, insistió en que “los tranvías han sido solución para muchos problemas de tránsito en algunas ciudades del mundo, pero el problema que tiene el tranvía es que, sin un trazado correcto, este solo se transforma en un lujo y no solucionaría los problemas”.

Ambos académicos de la Universidad de La Serena, junto a otros de sus colegas y unidades de la institución, indicaron estar dispuestos a trabajar con las autoridades de la conurbación y encontrar potenciales soluciones con ayuda de los distintos aportes tecnológicos que se están generando tanto el proyecto Big Data como Smart City.

Seguir leyendo
Comentar

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público.

Lo más leído